“Las Hermanitas” de Natxa Pomar. Festival Miradas de Mujeres

Las Hermanitas de Natxa Pomar Prision Can Sales

Hoy 8 de marzo, Dia de la Mujer, no se me ocurre mejor tema que el proyecto en el que he participado junto con 70 mujeres más: Las Hermanitas” de Natxa Pomar que se ha presentado en el Festival Miradas de Mujeres.

Recibí un email de una amiga avisándome que buscaban a mujeres que quisieran participar en la lectura de 6 cartas que Matilde Landa escribió desde Can Sales, en ese momento era la Prisión Provincial de Mujeres de Palma. Matilde Landa le escribía a su única hija Carmencilla, de tan solo 7 años, en el exilio en México.

Para empezar me vinieron varias preguntas a la cabeza: ¿Can Sales fue una cárcel? ¿De mujeres? No tenía ni idea. ¿Matilde Landa? Keine Ahnung. Quería respuestas. Confirmé mi participación y busqué información al respecto.

Can Sales fue una de las cárceles más represivas de la época franquista. Llegaban mujeres de cualquier lugar de España. Entre ellas Matilde Landa condenada a pena de muerte quien ingresó a mediados de 1940. Nacida en Badajoz en 1904, fue una mujer muy adelantada para su época: republicana, culta, se le relacionaba con personas como Miguel Hernández, criada en una familia librepensadora, cursó estudios universitarios de Ciencias Naturales. Sus padres en aquella época se casaron por lo civil y ella no fue bautizada. No sé tú, pero yo me quedé asombrada tras enterarme de todo esto.

Cientos, miles de mujeres desaparecidas o, en “el mejor de los casos” encarceladas. Encarceladas por ser madre, hija, hermana, mujer de algún hombre escondido de ideologías contrarias al régimen, por sospechas de pertenecer al bando republicano o bien, porque en un momento determinado fueron vistas con alguien que llevaba algún tipo de panfleto revolucionario. Capturas algunas con motivos irrisorios, podríamos decir, pero no sonríes cuando te enteras de su traumática historia. Desnutridas, dormían en el suelo, llegaban más mujeres en un espacio que ya era reducido, vejaciones, acoso, mucha suciedad, no disponían de duchas, aisladas.

FESTIVAL MIRADAS DE MUJERES

Llegó el 5 de marzo, el día de la inauguración de “Las Hermanitas”. La proyección del vídeo se hizo en la fachada de Can Sales. Muy emotivo, singular. En ese lugar dónde tantísimas mujeres habían permanecido en contra de su voluntad. Todas nosotras al unísono, leyendo las cartas que Matilde escribió a su queridísima hija Carmencilla. Mujeres de todas partes, de diferentes edades, tan disparares y tan parecidas al mismo tiempo.

Las Hermanita de Natxa Pomar - Festival Miradas de Mujeres 2Las Hermanita de Natxa Pomar - Festival Miradas de Mujeres 1

(Photos by my dear friend Luis Brotons)

Algunas pocas cartas llegaban, otras eran comidas por tiburones, cómo decía en sus cartas en lugar de usar la palabra ‘censura’.  Cartas muy al estilo La vida es bella, como dijo mi amiga Concha. Muy poéticas, como dijo Natxa, dentro de ese ambiente tétrico y tan en el olvido.

Si te contase la cantidad de bromas, gansadas y tonterías que hago durante el día, quizá me  tuvieras tú que decir: “Pero, ¿es posible que todo eso lo haga mi madre?”

 

pensar que esto es un sueño y que voy a  despertarme, pronto quizá, rodeada de todos vosotros y… nadando en un mar de patatas fritas

Tras el vídeo hubo una charla muy interesante en la que estaban David Ginard  (autor del llibre Matide Landa. De la Institución Libre de Enseñanza a las prisiones franquistas), Magadalena Nebot Vaquer (hija de una de las personas de Prisión Provincial Femenina de Mallorca), Natxa Pomar (artista i autora del proyecto) y Nekane Aramburu (directora d’Es Baluard i comisaria del proyecto).

David Ginard nos explicó la vida de Matilde Landa: educación, militancia política, muerte, la mitificación de su figura, su olvido, su recuperación… La intervención más sobrecogedera vino de Magdalena Nebot. Hacía un tiempo que no sabían nada de su padre, permanecía escondido. Nos contó cómo vivió con tan sólo 3 años, la captura de su madre. Varen venir a casa a cercar-la. No sabíem ni a on la duien, ni què farien amb ella”. Su padre en paradero desconocido. Su madre desaparecida. Le separaron también de su hermano. En cuestión de unas horas su temprana vida se desmoronó completamente.

Matilde decía en una de sus cartas que lo que más le partía el alma era ver sufrir a los niños, “no tienen las defensas con que contamos las personas mayores”.“No puedo verles destrozarse sus corazoncitos, tan sensibles y tan a merced del capricho de los mayores”. Y eso mismo recalca Magdalena Nebot, dijo que se hablaba mucho de la guerra desde un punto de vista adulto. A veces se olvidan de los niños, de todo lo que sufrieron.

La madre de Magdalena estuvo 7 años en la prisión. Pienso en cómo podría ser mi vida si me privaran de mi libertad, si me encerraran de la noche a la mañana y me apartaran de las personas que más quiero, de todos, de mi pequeño mundo. Es inconcebible. No puedo hacerme ni una ligera idea. Se me encoje el corazón… Con 3 años que me separen así de mi madre. ¿Qué habría sido de mí?

Contaron el final de Matilde. Cómo fue aislada y presionada para que se convirtiera al catolicismo. Mobbing como diríamos hoy en día. Ella se negaba, obviamente. Incomunicada, apenas la dejaban relacionarse con el resto de las mujeres. La sacaban al patio sola, después que al resto. Le redujeron los alimentos. Ante todo ello, ella se mantenía firme

La traca final de este calvario, llegó de la manera más ruin: si no se bautizaba, dejarían sin leche y otro tipo de alimentos a niños que estaban en la prisión. El día en el que el Régimen Franquista organizó su bautismo, al parecer Matilde se las ingenió para acceder a una de las galerías de la prisión, con la excusa de encontrarse indispuesta o mareada. Una vez allí, se tiró al vacío. No murió en el acto, agonizó durante casi una hora, cosa que fue aprovechada por las autoridades eclesiásticas para bautizarla in articulo mortis.

Sí, como lees. La bautizaron cuando yacía en el suelo, mediomoribunda y completamente en contra de su voluntad. ¿Como se te queda el cuerpo tras enterarte de esto? Creo que todos nos hemos preguntado lo mismo: ¿cuánto debió sufrir esta mujer para suicidarse teniendo una hija?

Placa Matilde Landa - Can Sales

Placa en Can Sales – Prisión de Mujeres
(Me sorprendió que pusiera que Matilde Landa “se suicidó”)

Hay más historias, cientos de ellas. Natxa nos contó cómo una mujer ocultó a su hija que estuvo en la prisión de Can Sales. Cuando la hija le preguntaba ¿de dónde conoces a esas mujeres? La madre respondía Del Gran Hotel. Toda la vida sufrió en completo silencio. Silencio que se vio truncado en momentos de alucinación cuando estaba a punto de fallecer, donde decía frases sin coherencia, aparentemente. Sin embargo, recordaba momentos de la prisión. La hija investigó, preguntó y finalmente supo la verdad.  Cuando la madre murió, se encontró en un rincón escondido de la casa, una notita con una manojo de fechas y acontecimientos: día que me capturaron, día de mi ingreso en prisión, día que me condenaron… Aquella trágica historia resumida en una escueta nota de papel.

Realmente esta experiencia me ha hecho pensar y plantearme cosas antes inconcebibles. Necesitaría unos cuantos post para volcar los sentimientos que me ha producido, lo que me ha conmovido y las conversaciones que he tenido sobre el tema. Aun quedan preguntas. Muchas, de hecho.

Agradecer a Natxa Pomar, a Nekane Aramburu, a las 70 mujeres que han participado, al equipo de Es Baluard y a todas las personas que han hecho posible este proyecto. El llamamiento a la participación ciudadana hizo que formara parte y me enterase de esta atrocidad. Desde que conocí estos acontecimientos, estas historias algunas anónimas, otras con nombre y apellidos, relativizo mis problemas. La energía con la que me enfrento a las vicisitudes de la vida ahora es diferente. He experimentado un cambio. Tal vez insignificante a los ojos de los demás, pero ahí está.

“Nunca sabes lo fuerte que eres, hasta que ser fuerte es tu única opción”

Festival Miradas de Mujeres 2014

____________________________________________________

“Las Hermanitas” de Natxa Pomar. Festival Miradas de Mujeres.

  • Zona de documentación e instalación: Del 6 de marzo al 6 de abril. Biblioteca Pública de Palma “Can Sales”.
  • Visionado del proyecto Las Hermanitas. Del 6 de marzo al 6 de abril. Es Baluard.
  • LIBROMatide Landa. De la Institución Libre de Enseñanza a las prisiones franquistas” de David Ginard. Ediciones Flor del Viento, Barcelona, 2005.

Escrito por Carmen Bueloha

Carmen Bueloha

Gestora cultural especializada en marketing para artistas y comunicación cultural. Crítica de danza y teatro. Consultora en social media e inquieta por naturaleza. Me apasiona la danza y todo lo que tenga que ver con movimiento. Bailo, actúo y me río de mí misma. Me gusta compartir mi felicidad con los que me rodean. En este blog escribo sobre mis inquietudes artísticas y culturales en Mallorca: espectáculos danza, obras de teatro, conciertos, exposiciones de arte, cine, poesía y como no, ¡mis viajes y escapadas! Aquí encontrarás eventos culturales originales y singulares sobre qué hacer en Mallorca ;)