Viaje a Holanda (III). Wageningen. Visitando la fuga de cerebros

Y aquí la Tercera parte de la Trilogía de Viaje a Holanda. Last but not least: Wageningen :) Tras el fin de semana de locura en Amsterdan, Carlos y yo nos fuimos a Wageningen. Sí, se que este post se ha demorado un poco, pero ¡ahí va!

Wageningen

2014 Holanda Wageningen portada

Wageningen es una ciudad al este de Holanda, a una hora en tren de Amsterdam. Es conocida por su universidad. El sistema educativo superior en Holanda es distinto al español. Por ejemplo, si quieres estudiar algo relacionado con agricultura, vas a la mejor universidad del país que es Wageningen University. Las universidades están especializadas. No tocan tanta ramas como las españolas.

Los días que pasé en Wageningen me encantaron porque pude disfrutar de la compañía de mi amigo Carlos. Carlos y yo nos conocimos en Mallorca . ¡Hace ya casi cuatro años! Cuando vivía con mi amiga Marta. Me fascina su visión de la vida, es una persona que vive mucho el momento. Viaja cada dos por tres. En esta ocasión hacía solo un par de semanas que había vuelto de un viaje de un mes. Había viajado por Irán y Turquía, así que tenía mucho que contar.

A pesar del buen resfriado, me animé a salir un rato el lunes por la mañana.  Antes consulté en Tripwolf qué se podía visitar, y a ver la ciudad: turisteo, fotos, frío… ¡Lo típico! Iba caminando hacia el centro pero sorprendentemente veía poco movimiento. Todas las tiendas estaban cerradas. No entendía nada. Son las 11h de la mañana y en teoría los holandeses empiezan antes que los españoles la jornada laboral. ¿Dónde está todo el mundo? Carlos me había dicho que era un lugar tranquilo pero esto, ¡Es demasiado! Después de hacer un par de fotos y un poco decepcionada, volví a casa congelada y con el constipado aún más avanzado. Así que esperé a que llegaran los habitantes de la casa, me escondí bajo las mantas del sofá y me pegué una buena siesta.

2014 Holanda Wageningen 11

2014 Holanda Wageningen 06

2014 Holanda Wageningen 05 2014 Holanda Wageningen 12

Cuando llegaron les comenté que era un pueblo fantasma. Se echaron a reír y me explicaron que allí tienen una especie de acuerdo de horas con los comercios que abren los sábados por la tarde. En compensación, sino su fin de semana sería más corto que el resto de los mortales, por ese motivo los lunes por la mañana cierran. ¡Igualito que en España!

Carlos llegó de trabajar y me dijo que había organizado una cena con unos amigos dónde habría comida española, así que me ofrecí hacer la tortilla de patatas y una ensalada improvisada con lo que encontramos en la nevera. Quien me conoce sabe que no soy nada cocinitas pero tengo que reconocer que cuando estás en la cocina con buena compañía, cervecita en mano y música acompañando, apetece jugar a Arguiñano. ¡Ah! Y Carlos aprendió que cuando cocino yo, cocino yo. No se tocan los fogones, ni se hacen experimentos culinarios en el último momento. ¡Lo que empiezo yo, lo acabo yo!! :D Esto seguro que te ha pasado alguna vez en la cocina, ¡es un clásico!

2014 Holanda Wageningen 01  2014 Holanda Wageningen 04

La cena empezaba a las 19h, en teoría. Y digo en teoría porque sus amigos hindúes (o indios, según la RAE ambos están aceptados, algo que acabo de aprender porque siempre dudaba) llegaron a las 20:30. Como buena anfitriona les recibí con mi mejor sonrisa pero confieso que un rato antes le amenazaba a Carlos con un “como no estén aquí en 10 min. empiezo a cenar sin ellos y abro la botella de vino, ¡hombre ya!” (Quien me conoce sabe lo pesada que me pongo cuando tengo mucha hambre).

Para no ser políticamente incorrecta, esperé a intimar un poco, a hacernos amiguetes, para preguntarles abiertamente después cómo era eso de llegar 1h 30 min. tarde. Y aquí su respuesta:

- Yo he sido puntual.

+ Sí, es verdad. He sido yo…

- Yo he llegado y me ha dicho que tenía que ducharse.

(Aquí yo pienso: ducharse es llegar media hora tarde, no una hora y media)

+ Es verdad. Es verdad. Y después de ducharme, nos hemos hecho un té, nos lo hemos tomado…

O.O Jajajaa, No podía parar de reírme. ¡Menuda tranquilidad! ¿Llego tarde?  Sí, pero… ¡Voy a hacerme un té! ¡Increíble!

Lo pasamos genial en la cena. Eran todos majísimos, muy espontáneos.

2014 Holanda Wageningen 02

Me gustó mucho hablar con sus compañeros de piso, cada uno me contó una historia diferente: uno de ellos estudiará en Nueva Zelanda el próximo semestre y  la otra en Estados Unidos. En Holanda ayudan a que los estudiantes se vayan a estudiar fuera al menos un semestre. Por ejemplo, uno de sus compañeros de piso estuvo viviendo anteriormente en Tailandia. Me explicaba que a él le encantaba viajar a países exóticos, con costumbres muy lejanas a las occidentales. No conocía París, ni Roma, pero eso le daba igual . Él quería vivir en los lugares donde viajaba, ir con tiempo e invertir en la experiencia: cómo vive la gente, tradiciones, qué comen, en qué dedican su tiempo…

Yo estuve a punto de irme fuera a trabajar porque aquí no encontraba trabajo. Estuve 5 meses buscando empleo y, claro, teniendo idiomas, una carrera y ya habiendo vivido anteriormente en el extranjero, me resultaba mucho más fácil irme, que quedarme aquí luchando contra el desempleo. Sin embargo, en el último momento tuve “suerte” y surgió mi actual puesto de trabajo, por lo que me quedé con la duda: ¿qué habría pasado si me hubiese ido? Este viaje, además de un reencuentro entre amigos, serviría para hacerme una idea de cómo habría sido mi vida si me hubiera ido.

Ambos, Carlos e Ivan están allí por motivos laborales. Me da la sensación de que esta crisis te hace elegir entre tu vida profesional y tu vida personal, y que ambas son incompatibles. Si te quedas en España, es casi renunciar a tener un futuro profesional digno. Si te vas, es probable que tengas más salidas profesionales, pero tu vida personal, sentimental, queda en el limbo. Alejado de tu familia, solo o sola, sin amigos de toda la vida en los que apoyarte, y muy probablemente en un idioma en el que no te puedas expresar con tanta facilidad como el castellano. La gente suele decir yo si fuese tu y tuviese una carrera e idiomas me iría. Pero me pregunto si esas mismas personas que lo dicen, han vivido en algún momento en el extranjero porque hay momentos muy duros. Lo que me lleva a otra pregunta, ¿has ido a visitar ya a tu familiar o amigo/a que está en el extranjero? Seguro que tienes a alguien. Estamos ante una auténtica  fuga de cerebros. ¡Ve a verle! Se agradece :)

Sea como fuere, viajar siempre te abre la mente. Te hace valorar lo que tienes, y te hace darte cuenta de lo que careces.

¿Lo que más me gusta de Iván y Carlos? ¡Que están tan locos como yo!   Viven el día a día, dejando más en manos del destino qué pasará mañana. Tengo la suerte de tener amistades sin fecha de caducidad, sin fronteras. Así que acabo la Trilogía de Viaje por Holanda, con una frase que se dijo en una de esas cenas internacionales que tanto me gustan.

Getting old is mandatory but growing up is optional!

(Envejecer es obligatorio, pero crecer es opcional!)

2014 Holanda Wageningen 10

Escrito por Carmen Bueloha

Carmen Bueloha

Gestora cultural especializada en marketing para artistas y comunicación cultural. Crítica de danza y teatro. Consultora en social media e inquieta por naturaleza. Me apasiona la danza y todo lo que tenga que ver con movimiento. Bailo, actúo y me río de mí misma. Me gusta compartir mi felicidad con los que me rodean. En este blog escribo sobre mis inquietudes artísticas y culturales en Mallorca: espectáculos danza, obras de teatro, conciertos, exposiciones de arte, cine, poesía y como no, ¡mis viajes y escapadas! Aquí encontrarás eventos culturales originales y singulares sobre qué hacer en Mallorca ;)